La búsqueda de personas en Puerto Rico

La Guardia Costera en Puerto Rico anunció que este martes al anochecer suspenderá la búsqueda de cuatro personas que viajaban abordo de una embarcación que desapareció el jueves de la semana ... Personas en Puerto-Rico. Buscador de Personas en Puerto-Rico : Encuentre telefonos y direcciones de personas con telefonos , profesionales y servicios publicos. Sitios que contienen informacion de una Persona. Localize la ciudad mas cercana para encontrar mas detalles de telefonos y direcciones. Sin embargo, el funcionario subrayó que Puerto Rico todavía no registra cifras preocupantes de personas en unidades de cuidados intensivos o intubadas, lo cual, dijo, refleja el hecho de que 80% ... Complete la información solicitada en la página inicial de búsqueda. Esta búsqueda devolverá una lista de posibles coincidencias. Compare la información sobre las personas en la lista con lo que ya sabe sobre sus antepasados para determinar si se trata de la familia o persona correcta. Según los datos de un demógrafo, la Oficina del Censo muestra que Puerto Rico perdió casi el 4% de su población después del huracán María, la mayor caída de población en la historia ... Puerto Rico sigue a casi tres años después del paso del huracán María luchando por recuperarse de aquel potente ciclón, con unas 23.000 personas aún sin techo y casi 50.000 millones de dólares asignados por Estados Unidos que para muchos habitantes no se ven en el día a día

Mi noción de "izquierda-derecha" y cómo la dialéctica hegeliana explica la inminente derrota del FA

2019.11.03 17:48 Facupay Mi noción de "izquierda-derecha" y cómo la dialéctica hegeliana explica la inminente derrota del FA

Mi mente enferma viene elucubrando esto hace varios días, no es ningún tipo de artículo académico ni pretende serlo sino simplemente un vómito de mis ideas. Ningún zurdo fue lastimado en la realización de este post.
INTRODUCCIÓN
Entiendo que existe una naturaleza fundamentalmente cíclica del mundo y la misma se puede usar para intentar, en forma genérica, explicar las tendencias y movimientos políticos que acontecen y han acontecido durante el decantar de los siglos. Creo posible aplicar este concepto para analizar la política uruguaya actual pero, previo a pasar al análisis dialéctico que constituye el centro de esta disertación, de forma previa se debe intentar precisar cuales son las dos grandes ideas que componen dichos movimientos cíclicos y, por lo tanto, voy a esbozar un borrador de lo que yo creo compone la "izquierda" y la "derecha" desde una visión actual y sin mayor profundidad teórica que sería inabarcable.
IZQUIERDA Y DERECHA
Como todo aburrido texto de ciencia política, para llegar a la concepción original de la izquierda y la derecha hay que retrotraernos a la Revolución Francesa. Long story short: a la izquierda de la Asamblea Nacional Constituyente se sentaban los que estaban a favor de reducir el poder de la monarquía y a la derecha se sentaban los defensores del Ancien Régime. Progresistas y conservadores, digamos.
Más allá de cómo luego la Revolución Francesa se desvirtuó totalmente con el Régimen del Terror, Robespierre, la Guillotina, Napoleón y la Restauración, etc. los conceptos de izquierda y derecha quedaron pero claro que fueron mutando a lo largo del tiempo.
Muy interesante para analizar dicha mutación es la posición del liberalismo (liberalismo clásico continental, no el concepto de "liberal" que hacen en EEUU que se acerca más a nuestro "progresismo") en dicho espectro. Originalmente los liberales eran acérrimos izquierdistas en oposición al feudalismo y la nobleza, irónico fue que Hobbes en El Leviatán, en su intento de justificar en forma racional el derecho divino y el absolutismo, terminara creando la base teórica para muchos conceptos usados por liberales como el estado de naturaleza, el Contrato Social (Rousseau) el Espíritu de las Leyes (Montesquieu), entre otros. A muy grandes rasgos podemos decir que el liberalismo propugna por la libertad y la meritocracia y de estos conceptos políticos deviene la concepción pro libre mercado de la economía y de un Estado que deje a los individuos hacer (laissez faire), dentro de cierto marco de orden mínimo. Estas ideas se pueden resumir por la máxima de uno de los patriarcas del liberalismo, Adam Smith, en la Riqueza de las Naciones sobre el rol del estado que eran: 1) la defensa de la propiedad privada y el cumplimiento de los contratos (pacta sunt servanda); 2) la defensa contra las amenazas externas; 3) la administración de justicia y 4) el mantenimiento de algunas obras públicas de infraestructura que tuvieran efectos beneficiosos a largo plazo pero que ningún privado estuviera interesado en mantener al corto plazo.
Luego de la "derrota" del Antiguo Régimen y de transformarse en la idea hegemónica de la modernidad, el enemigo del liberalismo pasó a ser otro y de acá surge el conflicto moderno. La idea de la igualdad -que se trató únicamente de la igualdad política hasta ese momento- pasa al centro de la cuestión en contraposición a la igualdad económica y social. El liberalismo cree en la igualdad formal, esto es, que todos son iguales ante las leyes (no hay nobles y siervos sino todos son ciudadanos que pueden subir o bajar según sus propios méritos) y después se puede hacer lo que se quiera, el estado solo regula las reglas del juego pero no se mete a ver como vienen los jugadores. Si fuera un partido de fútbol los liberales quieren que el estado sea árbitro y nada más, que deje jugar y los mejores ganarán.
La ahora izquierda, cree en la igualdad material, esto es que no basta con la igualdad de las leyes ya que la realidad es desigual y más luego de generaciones de acumulación de riqueza. Es ridículo pensar que un niño que nace en una familia obrera y trabaja desde los 10 años en una mina de carbón tiene los mismos derechos que el hijo de un rico empresario que se puede pagar una educación, salud, etc. El estado tiene que tratar desigual a los desiguales (como diría Platón) y asegurarse que todos alcancen la igualdad plena, es decir, el estado tiene que ser no solo el árbitro sino también jugador a favor de los que están con desventaja.
El conflicto queda patente con el surgimiento del Marxismo y derivados quienes vienen a acumular y dar forma teórica a todos los reclamos por la igualdad material. Así el espectro mutó: el liberalismo otrora progresista pasa a estar a la derecha y los paladines de la igualdad pasan a tomar la izquierda. Progresistas y conservadores se redefinen.
Modernamente el tema se complica un poco con la lucha respecto al orden natural y el cambio social. Hay otro eje de oposición que es entre las personas que creen que hay valores históricos naturales/universales que deben ser preservados (el hombre, la mujer, el matrimonio, etc.) y las personas voluntaristas que creen que los mismos no existen y que son creaciones sociales efímeras que pueden ser modificadas sin mayor drama (LGBTQ+, etc). Los pro orden natural, por definición están a la derecha y los pro voluntarismo están a la izquierda.
El problema está que puede haber una persona económicamente liberal que sea también pro voluntarismo social. Por ejemplo, un homosexual que dice "todo bien con la libertad para ser puto, pero yo también quiero esa misma libertad para comprar y vender en el mercado" o el ejemplo del Che Guevara/Castro que obviamente estaban a favor de la igualdad material marxista pero tenían firmes creencias en el orden natural inmanente del mundo y creían que los homosexuales eran aberraciones desviadas.
Sin perjuicio de esto, los bandos están claros en mi opinión y a la derecha están los liberales y los conservadores y a la izquierda están los pro igualdad y pro cambio social. Pero hay que aclarar que están juntos pero no revueltos y hay conflictos internos.
Luego de esta masa podemos arribar a la conclusión de las nociones que uso para definir los conceptos de Izquierda y Derecha, que se asemejan a coaliciones abiertas y las personas se ubicarán según espectros:
DERECHA MODERNA: Libertad como eje central, estado árbitro y no parte que se centra en la protección de los ciudadanos ante los incumplidores de la ley y agresiones externas, igualdad formal + conservadores propiamente dichos que creen positivo mantener ciertas nociones sociales fundamentales sin cambios.
IZQUIERDA MODERNA: Igualdad como eje central, estado parte que se centra en nivelar las desigualdades naturales, igualdad material + voluntaristas proponentes del cambio de nociones sociales fundamentales.
LA DIALÉCTICA HEGELIANA
La definición de Wikipedia es muy clara: "...puede definirse la dialéctica como el discurso en el que se contrapone una determinada concepción o tradición, entendida como tesis, y la muestra de los problemas y contradicciones, entendida como antítesis. De esta confrontación surge, en un tercer momento llamado síntesis, una resolución o una nueva comprensión del problema."
El uso más famoso de esta herramienta lógica pulida por Hegel es el materialismo dialéctico del Marxismo que ve al conflicto como el motor de la historia. Ejemplo: abusos de los capitalistas en la revolución industrial (tesis), oposición de los obreros (antítesis) y nuevo sistema capitalista con ley de las ocho horas (síntesis).
Aplicando la dialéctica hegeliana en Uruguay y en referencia a los conceptos de izquierda y derecha vertidos previamente podemos ver que, por ejemplo, ante el ultra proteccionismo y estatismo batllista (Izquierda, tesis) surgieron los cambios de Végh Villegas en la dictadura (Derecha, antítesis) y el nEoLiBeRaLiSmO de los 90s (síntesis). Ante la crisis del 2002 vino la antítesis del FA (izquierda) y actualmente tenemos un gobierno de síntesis ya que, si bien ha aumentado el rol social del estado y es clara la preponderancia de la búsqueda por la igualdad, se usan soluciones netamente liberales como fueron las Zonas Francas, la inversión externa (UPM), la liberalización del puerto y de la generación de electricidad. Estos movimientos constantes de tesis, síntesis y antítesis no implican una destrucción y reemplazo de todo lo anterior sino una constante mejora, adquiriendo lo útil de cada idea y luego avanzando hasta el siguiente conflicto a diferencia de lo que trata de decir el FA por estos días.
LA DIALÉCTICA HEGELIANA EN LA ELECCIÓN DE 2019
El FA es la tesis actual y es una coalición de izquierda que perfectamente se ajusta a la definición dada anteriormente (estado pro igualdad, jugador + cambio social). La coalición opositora es la antítesis que también se ajusta a la definición dada de derecha (estado pro libertad, arbitro + no cambio social) aunque con más problemas respecto al no cambio social ya que hay sectores que están claramente a favor dentro de la misma (Talvi, blancos). Asimismo hay que tener presente que me refiero a tendencias y a un espectro, en Uruguay hasta los liberales son pro igualdad por el influjo del batllismo pero obviamente que menos en comparación que los frentistas quienes le dan una preponderancia absoluta, incluso a costa de la eficiencia económica.
Entiendo que, al no saber leer estos movimientos, el FA perdió la elección de forma inapelable. En la elección 2014 hicieron el cambio de discurso y en su momento les dio resultados. Ellos pasaron de ser el partido del cambio, los sueños, etc a ser el partido de la estabilidad y de la seguridad, los otros eran la incertidumbre, el cambio, la crisis, "Ojo, no estamos tan bien, pero capaz que con ellos estás peor". Su argumentación pasó a ser el miedo al igual que usaban el miedo los nobles franceses ante la caída del Antiguo Régimen o acá los PPTT de que si ganaba el FA se iban a llevar a los niños a Cuba. Quienes hoy en Uruguay serían de izquierda y quienes de derecha bajo la concepción original de los términos de la revolución francesa?
Hace 5 años el miedo fue efectivo ya que es una cualidad que tiene, el shock, la paralización y el pensamiento no racional. Sin embargo ahora, con 5 años más de deterioro de la tesis, con 5 años más de la antítesis para juntar fuerzas, se ha llegado al punto crítico como se verificó en la votación de primera vuelta. El miedo a la caída del statu quo frentista monopoliza la argumentación del gobierno ("crisis del 2002", "dictadura", "pérdida de derechos"). El FA se ha transformado en un partido progresista conservador, un oxímoron, una entelequia disonante. La elección de la ola esperanza como eslogan de campaña es irónica ya que la ola del cambio es la que va a pasar por arriba al FA y hubiera sido más ajustado usar una imagen de una represa que hace agua y que desesperada intenta detener las cada vez más frecuentes filtraciones. Se han autoimpuesto la olímpica tarea de detener el movimiento histórico del cambio y pretenden hacerlo mediante el terror al mismo, llegando al punto de decir que votar a la oposición es un "salto al vacío" ( https://findesemana.ladiaria.com.uy/articulo/2019/10/gonzalo-civila-un-gobierno-del-partido-nacional-seria-un-salto-al-vacio/ ) pero al mismo tiempo quieren ser la fuerza progresista que sigue avanzando. Un imposible lógico.
El miedo ya no es eficiente y la antítesis se impondrá. El gobierno que vendrá será la síntesis que, al igual que el FA que tomó las buenas ideas económicas de los 90s (ZF, UPM, etc) tomará las buenas ideas sociales que no impliquen graves contradicciones con las ideas de la libertad que serán el eje central de la coalición (matrimonio igualitario, leyes laborales, etc.) pero eliminando los abusos propios de una tesis agotada (sindicatos dominantes que hasta pueden realizar ocupaciones, un estado grande e ineficiente que asfixia a los emprendedores, un nuevo rol del estado respecto al delito que se ve a si mismo como el defensor de los que cumplen la ley y no un mero agente social que ve al delincuente como víctima de las desigualdades). No perder lo bueno; eliminar lo malo y lo bueno hacerlo mejor.
CONCLUSIÓN
El FA, frente al desgaste de ser la tesis hace 15 años, ha tomado la decisión de mostrarse a si mismo como la estabilidad y el orden ante el supuesto caos y riesgos de la antítesis, posición que, a 30 años de la caída del Muro de Berlin como oportuno ejemplo, es claro nunca ha convencido demasiado a nadie para detener los cambios. Al transformase en un ridículo progresismo conservador, lleva ínsita la semilla de su propia destrucción y reforzando esto la oposición tiene de su lado los movimientos cíclicos de la historia contra los cuales el FA pretende imponerse a fuerza de miedo y voluntad. Una lucha imposible, por lo que el FA está condenado a perder esta elección.
El gobierno que vendrá será la síntesis que tomará lo mejor del FA y eliminará lo peor. El péndulo libertad-igualdad se moverá por 5 años a favor de la libertad mientras, en la oposición, el FA se rearma y se presentará luego como la nueva antítesis que pretenderá resolver los problemas de la tesis en la que se convertirá la otrora oposición devenida en gobierno. Y así seguirán eternamente estos movimientos dialécticos que han marcado la historia.

TL;DR: FA bad y va a perder.
submitted by Facupay to uruguay [link] [comments]


2018.03.02 04:00 jw_mentions Possible Discussion on /r/Extj in post "Presentación"

I am a bot! Please send me a private message with any comments or feedback on how I work.
EDIT: As of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018, the post is at [9pts2c]

About Post:

--- --- Notes
Submission Presentación
Comments Presentación
Author JoshuanJTG
Subreddit /Extj
Posted On Thu Mar 01 18:06:50 EST 2018
Score 9 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Total Comments 3

Post Body:

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.

Related Comments (2):

--- --- Notes
Author lirasalvaje
Posted On Thu Mar 01 21:44:57 EST 2018
Score 3 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muy interesante tu historia. Ojalá pudiéramos hacer este Reddit tan activo como el exjw. Saludos.
--- --- Notes
Author SeriousSamGMAN
Posted On Wed Mar 07 15:54:29 EST 2018
Score 1 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muchas gracias por tu increíble experiencia. Sería bueno postearlo en /exjw también (habría que traducirlo al inglés eso sí jeje).
submitted by jw_mentions to jw_mentions [link] [comments]


2018.03.02 00:06 JoshuanJTG Presentación

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.
submitted by JoshuanJTG to Extj [link] [comments]


2016.09.06 23:24 podemosspb 35 Países donde los EE.UU. ha apoyado fascistas, narcotraficantes y terroristas. He aquí una guía útil para un delincuente internacional apoyado por Estados Unidos. Vol 1

Los EE.UU. está apoyando extrema derecha del partido Svoboda de Ucrania y neonazis violentos cuya levantamiento armado allanado el camino para un golpe de estado apoyado por Occidente. Eventos en Ucrania nos están dando otro vistazo a través del espejo de las guerras de propaganda de Estados Unidos contra el fascismo, las drogas y el terrorismo. La fea realidad detrás del espejo es que el gobierno de Estados Unidos tiene una larga e ininterrumpida historial de trabajo con los fascistas, dictadores, señores de la droga y los patrocinadores del terrorismo en todas las regiones del mundo en su búsqueda difícil de alcanzar, pero incesante de poder global sin respuesta.
Detrás de un firewall de la impunidad y la protección del Departamento de Estado y la CIA, los clientes estadounidenses y títeres han participado en los peores crímenes conocidos por el hombre, desde el asesinato y la tortura a golpes de estado y genocidio. El rastro de sangre de esta carnicería y el caos conduce directamente a los pasos del Capitolio y la Casa Blanca. Como historiador Gabriel Kolko observó en 1988, "La noción de un títere honesta es una contradicción Washington ha fracasado en resolver cualquier parte del mundo desde 1945." Lo que sigue es una breve guía de la A a la Z a la historia de ese fracaso.
  1. Afganistán
En la década de 1980, los EE.UU. trabajamos con Pakistán y Arabia Saudita para derrocar al gobierno socialista de Afganistán. Es financiado, entrenado y fuerzas armadas dirigidas por líderes tribales conservadores cuyo poder fue amenazado por el progreso de su país en la educación, los derechos de la mujer y la reforma agraria. Después de Mikhail Gorbachov retiró las fuerzas soviéticas en 1989, estos señores de la guerra apoyados por Estados Unidos desgarró al país y aumentaron la producción de opio a un nivel sin precedentes de 2.000 a 3.400 toneladas por año . El gobierno talibán reducir la producción de opio en un 95% en dos años entre 1999 y 2001, pero la invasión de Estados Unidos en 2001 restauró los señores de la guerra y los señores de la droga a la energía. Afganistán ahora se ubica a cabo 175 de 177 países en el mundo para la corrupción, 175 de los 186 en el desarrollo humano, y desde 2004, se ha producido un número sin precedentes de 5.300 toneladas de opio al año. El hermano del presidente Karzai, Ahmed Wali Karzai, era bien conocido como un capo de la droga apoyado por la CIA . Después de una gran ofensiva estadounidense en la provincia de Kandahar, en el año 2011, el coronel Abdul Razziq fue nombrado jefe de la policía provincial, impulsar una operación de contrabando de heroína que ya le ganó $ 60 millones por año en uno de los más pobres países del mundo.
-2. Albania
Entre 1949 y 1953, los EE.UU. y el Reino Unido dispusimos a derrocar al gobierno de Albania, el país más pequeño y más vulnerables comunista en Europa del Este. Exiliados fueron reclutados y entrenados para volver a Albania para agitar la disidencia y planificar un levantamiento armado. Muchos de los exiliados que participan en el plan eran ex colaboradores de la ocupación italiana y alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Entre ellos el ex ministro del Interior Xhafer Deva , que supervisó las deportaciones de "judíos, comunistas, partidarios y personas sospechosas" (como se describe en un documento nazi) a Auschwitz. Documentos estadounidenses desclasificados desde entonces han revelado que Deva fue uno de los 743 criminales de guerra fascistas reclutados por los EE.UU. después de la guerra.
-3. Argentina
Documentos estadounidenses desclasificados en 2003 conversaciones de detalle entre la secretaria de Estado Henry Kissinger y el canciller argentino Almirante Guzzetti en octubre de 1976, poco después de la junta militar tomó el poder en Argentina. Kissinger aprobó explícitamente "guerra sucia" de la junta en la que finalmente murieron hasta 30.000, la mayoría de ellos jóvenes, y robó 400 niños de las familias de sus padres asesinados. Kissinger dijo a Guzzetti, "Mira, nuestra actitud básica es que nos gustaría que usted tenga éxito ... el más rápido a tener éxito, mejor". El embajador de Estados Unidos en Buenos Aires informó que Guzzetti "devuelto en un estado de júbilo, convencido de que no hay ningún problema real con el gobierno de Estados Unidos sobre esta cuestión." ( " Daniel Gandolfo, " "¡Presente!")
-4. Brasil
En 1964, el general Castelo Branco llevó un golpe que provocó 20 años de brutal dictadura militar . agregado militar norteamericano Vernon Walters, más tarde director de la CIA y el Embajador Adjunto de las Naciones Unidas, sabían Castelo Branco bien desde la Segunda Guerra Mundial en Italia. Como un oficial clandestino de la CIA, los registros de Walters de Brasil nunca han sido desclasificados, pero la CIA proporcionado todo el apoyo necesario para garantizar el éxito del golpe de estado, incluida la financiación de grupos laborales y estudiantiles de la oposición en las protestas callejeras, como en Ucrania y Venezuela hoy . No se necesita una fuerza anfibia de los marines en estado de alerta a la tierra en Sao Paulo. Al igual que otras víctimas de golpes de Estado apoyados por Estados Unidos en América Latina, el electo presidente Joao Goulart era un rico terrateniente, no un comunista, pero sus esfuerzos para permanecer neutral en la Guerra Fría eran tan inaceptable para Washington como la negativa del presidente Yanukovich a mano Ucrania sobre hacia el oeste a 50 años más tarde.
-5. Camboya
Cuando el presidente Nixon ordenó el bombardeo secreto e ilegal de Camboya en 1969, los pilotos estadounidenses recibieron la orden de falsificar sus registros para ocultar sus crímenes. Ellos mataron a por lo menos medio millón de camboyanos, dejando caer más bombas que en Alemania y Japón juntos en la Segunda Guerra Mundial. A medida que el Jemer Rojo ganó fuerza en 1973, la CIA informó de que su "propaganda ha sido más eficaz entre los refugiados sometidos a B-52 huelgas." Después de los jemeres rojos mataron al menos 2 millones de su propio pueblo y finalmente fue expulsado por el ejército vietnamita en 1979, la Kampuchea Grupo de Emergencia de los Estados Unidos , con sede en la Embajada de Estados Unidos en Bangkok, se dispuso a alimentar y suministrar ellos como la "resistencia "al nuevo gobierno camboyano-vietnamita respaldo. Bajo la presión de Estados Unidos, el Programa Mundial de Alimentos proporcionó $ 12 millones para alimentar a 20.000 a 40.000 soldados del Jemer Rojo. Por lo menos durante otra década, la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos proporcionó los jemeres rojos con inteligencia por satélite, mientras que Estados Unidos y las fuerzas especiales británicas ellos capacitados para poner a millones de minas terrestres en todo Camboya occidental que todavía matan o mutilan a cientos de personas cada año.
-6. Chile
Cuando Salvador Allende se convirtió en presidente en 1970, el presidente Nixon prometió "hacer gritar a la economía" en Chile. Los EE.UU., el mayor socio comercial de Chile, interrumpir el comercio para provocar escasez y el caos económico. El Departamento de Estado y la CIA se había llevado a cabo operaciones de propaganda sofisticados en Chile desde hace una década, la financiación de los políticos conservadores, partidos, sindicatos, grupos de estudiantes y todas las formas de medios de comunicación, mientras que la expansión de los lazos con los militares. Después el general Pinochet tomó el poder, la CIA mantuvo autoridades chilenas en su nómina y trabajó en estrecha colaboración con la agencia de inteligencia de la DINA de Chile como el gobierno militar mató a miles de personas y encarcelado y torturado a decenas de miles más. Mientras tanto, los "Chicago Boys", más de 100 estudiantes chilenos enviados por un programa del Departamento de Estado para estudiar con Milton Friedman en la Universidad de Chicago, puso en marcha un programa radical de la privatización, la desregulación y las políticas neoliberales que mantiene la economía gritando para la mayoría de los chilenos a lo largo de Pinochet dictadura militar de 16 años.
-7. china,
A finales de 1945, 100.000 soldados estadounidenses estaban luchando junto Kuomintang (y japonés) en las zonas fuerzas comunistas celebrada del norte de China. Chiang Kai-Shek y el Kuomintang pueden haber sido el más corrupto de todos los aliados de Estados Unidos. Un flujo constante de asesores estadounidenses en China advirtió que la ayuda de Estados Unidos estaba siendo robado por Chiang y sus amigos, algunos de ellos incluso se venden a los japoneses, pero el compromiso de Estados Unidos a Chiang continuó a lo largo de la guerra, su derrota por los comunistas y su estado de Taiwan. Arriesgada política Secretario de Estado de Dulles, en nombre de Chiang llevó dos veces los EE.UU. al borde de la guerra nuclear con China en su nombre en 1955 y 1958 sobre Matsu y Qemoy, dos pequeñas islas frente a la costa de China.
-8. Colombia
Cuando las fuerzas especiales de Estados Unidos y la Administración de Control de Drogas ayudados fuerzas colombianas para localizar y matar a las drogas Pablo Escobar, se trabajó con un grupo de vigilantes llamado Los Pepes . En 1997, otros líderes de Los Pepes 'Diego Murillo Bejarano y co-fundador del (Autodefensas Unidas de Colombia AUC) , que fue responsable del 75% de las muertes violentas de civiles en Colombia en los próximos 10 años.
-9. Cuba
Los Estados Unidos apoyaron la dictadura de Batista, ya que establecía las condiciones represivas que llevaron a la Revolución cubana, matando a 20.000 de su propio pueblo . El ex embajador de Estados Unidos Earl Smith testificó ante el Congreso que "los EE.UU. estaba tan abrumadoramente influyente en Cuba que el embajador de Estados Unidos fue el segundo hombre más importante, a veces incluso más importante que el presidente cubano." Después de la revolución, la CIA lanzó una larga campaña de terrorismo contra Cuba , la formación de los exiliados cubanos en Florida, América Central y la República Dominicana para cometer asesinatos y sabotaje en Cuba. las operaciones de la CIA contra Cuba respaldados incluido el intento de invasión de Bahía de Cochinos, en el que murieron 100 exiliados cubanos y cuatro estadounidenses; varios intentos de asesinato de Fidel Castro y asesinatos exitosos de otros funcionarios; varios bombardeos en 1960 (tres estadounidenses murieron y otros dos capturados) y los atentados terroristas contra turistas en fecha tan reciente como 1997; la aparente explosión de un barco francés en el puerto de La Habana (al menos 75 muertos); un ataque biológico contra la gripe porcina que causó la muerte de medio millón de cerdos; y el atentado terrorista contra un avión cubano (78 muertos) planeado por Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, que permanecen libres en Estados Unidos a pesar de la pretensión de Estados Unidos de librar una guerra contra el terrorismo. Bosch se le concedió un perdón presidencial por el primer presidente Bush.
-10. El Salvador
La guerra civil que se extendió por El Salvador en la década de 1980 fue un levantamiento popular contra un gobierno que gobernaba con la mayor brutalidad. Al menos 70.000 personas murieron y miles más fueron desaparecidos. La Comisión de la Verdad de la ONU estableció después de la guerra encontró que el 95% de los muertos fueron asesinados por las fuerzas gubernamentales y escuadrones de la muerte, y sólo el 5% de las guerrillas del FMLN. Las fuerzas gubernamentales responsables en la masacre de un solo lado se establecieron casi en su totalidad, entrenado, armado y supervisado por la CIA, fuerzas especiales y la Escuela de las Américas de Estados Unidos. La Comisión de la Verdad de la ONU encontró que las unidades culpables de las peores atrocidades, como el Batallón Atlacatl , que realizó la infame masacre de El Mozote , fueron precisamente las más estrechamente supervisados ​​por asesores estadounidenses. El papel de Estados Unidos en esta campaña de terrorismo de estado es ahora aclamado por altos oficiales militares de Estados Unidos como modelo de "contrainsurgencia" en Colombia y en otros lugares como la guerra estadounidense contra el terrorismo se extiende su violencia y el caos en todo el mundo.
submitted by podemosspb to podemos [link] [comments]


2016.06.05 09:24 ShaunaDorothy EE.UU. - La intervención en México: Preludio a la Guerra Civil - ¡Terminar la Guerra Civil! ¡Por la liberación de los negros mediante la revolución socialista! (Junio de 2013)

https://archive.is/dlkAK
Espartaco No. 38 Junio de 2013
A continuación imprimimos, editada para publicación, la segunda parte de una presentación de Jacob Zorn de la Spartacist League/U.S. (sección de la Liga Comunista Internacional) en un foro en la ciudad de Nueva York del 28 de febrero de 2009. La primera parte fue publicada en Espartaco No. 37 (febrero de 2013).
¿Por qué EE.UU. invadió México? Como marxistas, entendemos que hubo intereses de clase en juego; la principal clase que incitaba a la guerra fue la esclavocracia. Como el veterano trotskista estadounidense Richard S. Fraser afirmó: “La guerra se libró no sólo por la conquista en general, pero sobre todo para extender la esclavitud y el poder político del sistema esclavista”. El objetivo del poder esclavista de extender la esclavitud a través de la conquista de México no era un secreto. Un periódico de Georgia declaró que tomar territorio de México podría “asegurar el equilibrio de poder para el Sur en la Confederación [es decir, en Estados Unidos], y, para el tiempo venidero...darle el control en las operaciones del gobierno” (citado en Battle Cry of Freedom: The Civil War Era [Grito de batalla de la libertad: La era de la Guerra Civil] de James McPherson [1988]). En sus Memorias Personales, Ulysses S. Grant reconoció que la anexión de Texas fue “desde la concepción del movimiento hasta su consumación definitiva, una conspiración para adquirir territorio a partir del cual se formarían estados esclavistas para la Unión Americana”.
La invasión fue muy impopular entre los norteños, que la apodaron “la guerra del Sr. Polk”, refiriéndose al entonces presidente James Polk, un demócrata sureño. William Lloyd Garrison, uno de los principales abolicionistas del momento, sostuvo en el Liberator: “Sólo esperamos que, si se ha tenido que derramar sangre, haya sido la de los estadounidenses, y que las próximas noticias que oigamos sean que el general Scott y su ejército están en manos de los mexicanos”. En 1846, Frederick Douglass denunció la anexión de Texas como “una conspiración de principio a fin —una de las más profundas y más hábilmente fraguadas— con el fin de defender y sostener uno de los crímenes más oscuros y viles cometidos por el hombre” (Belfast News Letter, 6 de enero de 1846).
La guerra fue un catalizador. Hizo que los propietarios de esclavos del Sur y los capitalistas del Norte se volvieran cada vez menos compatibles. Dejó claro, como lo afirmó Abraham Lincoln en un famoso discurso de 1858, que “este gobierno no puede tolerar permanentemente ser mitad esclavista y mitad libre”. Muchos norteños se sintieron traicionados por el compromiso de 1846 sobre Oregón entre Polk y Gran Bretaña —que declinaba los reclamos estadounidenses por gran parte de Canadá y estableció la actual frontera entre ambos países— y se opusieron a la invasión de México. Lincoln, en ese momento recién elegido congresista de Illinois por el Partido Whig, denunció al presidente Polk como mentiroso por declarar que se había asesinado a estadounidenses en suelo propio. Lincoln era representante de una sección creciente de la burguesía norteña que, aunque estaba dispuesta a tolerar la continua existencia de la esclavitud en el Sur, se oponía a su extensión y quería limitar la expansión del poder esclavista. Antes de la invasión, norteños de ambos partidos se habían mostrado dispuestos a aceptar el predominio de la esclavocracia; a raíz de la invasión, ambos partidos se fueron dividiendo cada vez más entre sus secciones norteñas y sureñas. El expresidente demócrata Martin Van Buren de Nueva York se opuso a la anexión de Texas y a la extensión de la esclavitud; rompió con los demócratas, y con el tiempo fue candidato para presidente por el Partido Tierra Libre [Free Soil] en 1848.
David Wilmot, un congresista demócrata por Pensilvania, expresó esta hostilidad cuando añadió una cláusula al proyecto de ley referente a los créditos para la invasión de 1846 que prohibía la esclavitud en cualquier territorio arrebatado a México. La Cámara de Representantes aprobó esta disposición tanto en 1846 como en 1847, pero el Senado votó en contra en ambos años pues el Sur lo dominaba. La condición Wilmot muestra que las contradicciones entre el sistema esclavista del Sur y el sistema capitalista del Norte ya no podían convivir en el mismo país. Esto no significó que diversos representantes de ambas partes no intentaran más compromisos, pero esos intentos fueron cada vez más infructuosos.
El fin de la guerra
En 1848, con las tropas estadounidenses ocupando la mayor parte del país, incluida la capital, México firmó un tratado de paz con EE.UU. —el Tratado de Guadalupe Hidalgo—. El tratado estableció la frontera en el Río Bravo [Río Grande], cediendo a EE.UU. casi la mitad de México; a cambio, EE.UU. aceptó pagar 15 millones de dólares y se comprometió a evitar que los indios que vivían en territorio estadounidense atacaran México. Aun así, muchos expansionistas sureños se quejaron de que EE.UU. no obtuvo suficiente: muchos propietarios de esclavos querían que su “imperio para la esclavitud” se extendiera a través de todo México hacia Centroamérica, el Caribe y quizás incluso hasta Brasil.
Poco después de la guerra, con el descubrimiento de oro, miles de inmigrantes se asentaron en California. Hay un libro muy interesante que salió hace poco llamado The California Gold Rush and the Coming of the Civil War [La fiebre del oro en California y el arribo de la Guerra Civil] (2007) de Leonard Richards, que muestra cómo muchos sureños querían extender la esclavitud a California. En 1854, EE.UU. compró La Mesilla —actualmente al sur de Arizona y al suroeste de Nuevo México— con el fin de construir un ferrocarril que atravesara ese territorio hacia California. En EE.UU. esto se conoce como la Compra Gadsden, en referencia a James Gadsden, quien fue el enviado estadounidense para negociar con Santa Anna sobre esta cuestión. Esto se suele recordar porque Gadsden era un ejecutivo de ferrocarriles que se benefició personalmente de la Compra Gadsden. También se le podría llamar la compra Gadsden-Davis, pues el secretario de guerra Jefferson Davis apoyó este proyecto de ferrocarril como una forma de conectar California al Sur y así ampliar el poder de la esclavocracia hacia el suroeste. Davis, que también luchó en el ejército de EE.UU. durante la intervención en México, por supuesto, se convirtió en el líder de la Confederación durante la Guerra Civil.
Los sureños no renunciaron a su deseo de expandirse hacia el sur. Una década después de la invasión de México, un líder del Sur sostuvo: “Quiero Cuba. Quiero Tamaulipas, [San Luis] Potosí, y uno o dos estados mexicanos más; y los quiero a todos por la misma razón: para fundar o propagar la esclavitud”. Luego estaban los llamados filibusteros, estadounidenses respaldados por el Sur que trataban de establecer gobiernos favorables a la esclavitud, que invadieron distintos lugares en el norte de México, Centroamérica y el Caribe. Uno de los más famosos fue el Dr. William Walker, quien incluso se hizo brevemente presidente de Nicaragua en 1856. Una de las cosas que hizo allí fue intentar restablecer la esclavitud. EE.UU. también intentó, sin éxito, comprarle Cuba a España. En Cuba aún se practicaba la esclavitud en las plantaciones. En 1898, consecuentemente, EE.UU. luchó una guerra contra España para quitarle Cuba junto con Puerto Rico y las Filipinas; para ese entonces, aunque la esclavitud ya había sido abolida, EE.UU. consiguió exportar a estos países la segregación tipo Jim Crow.
A pesar de que el Tratado de Guadalupe Hidalgo otorgaba la ciudadanía estadounidense después de un año a los mexicanos en el nuevo territorio de EE.UU., estos mexicanos enfrentaron discriminación racista. Muchos mexicanos propietarios de tierras fueron despojados de sus posesiones al norte del Río Bravo. Los mexicanos también fueron objeto de ataques racistas por los sheriffs, los Texas Rangers y vigilantes armados. Entre 1848 y 1928, por lo menos 597 mexicanos fueron linchados por turbas en EE.UU. Los indígenas que vivían en ese territorio también sufrieron ataques genocidas, tal y como sucedía en el lado mexicano.
Para México, la pérdida de gran parte de su territorio nacional agudizó su inestabilidad. Aunque sería demasiado simplista decir que la invasión de México en 1846 condujo a la posterior dominación imperialista de EE.UU. sobre el país, sí desempeñó un papel importante en el retraso del desarrollo en México. En el último cuarto del siglo XIX, cuando México estaba bajo la sangrienta dictadura de Porfirio Díaz, los capitalistas estadounidenses poseían gran parte de la riqueza de México y mantuvieron al país sometido para enriquecer al imperialismo estadounidense.
Los marxistas y la invasión de México
Cuando estábamos diseñando el volante para anunciar este foro, sugerí el título “La invasión estadounidense de México: Un análisis marxista”. Afortunadamente no lo escogimos, pero en realidad es una cuestión mucho más complicada de lo que parece. Como marxistas en EE.UU., la Spartacist League/U.S. se opone a la expansión depredadora de Estados Unidos. Sin embargo, en un sentido marxista, Estados Unidos no era imperialista en 1846. El imperialismo no sólo significa un país grande apropiándose del territorio de un país pequeño, sino más bien es, como explicó Lenin, la última fase del capitalismo, una época de guerras y revoluciones en la que la economía mundial entra en colisión violenta contra las barreras impuestas por el estado-nación capitalista. En 1846, EE.UU. aún era una economía capitalista en desarrollo y la burguesía estadounidense era aún, objetivamente hablando, una clase progresista: su tarea de destruir la esclavitud aún estaba pendiente.
Hoy, desde luego, Estados Unidos es el país imperialista más poderoso y no hay nada progresista con respecto a la burguesía estadounidense. Mantiene a México y a Latinoamérica subyugados a través de acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y, si es necesario, mediante fuerzas militares. Como escribimos en la declaración programática de la SL/U.S., “For Socialist Revolution in the Bastion of World Imperialism!” [¡Por la revolución socialista en el bastión del imperialismo mundial!]:
“Un gobierno obrero en EE.UU. también devolvería a México determinadas regiones fronterizas del suroeste, donde el habla hispana es predominante, que fueron arrebatadas a México. Este gesto internacionalista debilitaría eficazmente el nacionalismo antiyanqui que las clases dominantes de América Latina utilizan para atar a los obreros y sería de gran valor en la extensión del apoyo a la revolución proletaria en toda América Latina”.
A pesar de que les molesta la dominación de EE.UU., los capitalistas mexicanos y de otros países de América Latina tienen aún más temor a su propia clase obrera. Utilizan la Intervención Estadounidense, como se le llama, junto con la continua opresión de EE.UU. a México, para difundir la mentira de que los obreros y los capitalistas mexicanos tienen un interés común. La burguesía mexicana también procura oscurecer el hecho de que la estadounidense es una sociedad dividida en clases y que los obreros estadounidenses son los hermanos de clase —y cada vez más los verdaderos hermanos— de los trabajadores mexicanos. Poner fin a la subyugación imperialista de América Latina —y el resto del mundo semicolonial— requiere que la clase obrera en EE.UU. tome el poder como parte de revoluciones socialistas en toda América. Y los obreros estadounidenses también deben luchar por plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes y contra el imperialismo estadounidense en América Latina y el resto del mundo. Por esto nos oponemos al TLCAN, la rapiña de “libre comercio” contra México —no por razones proteccionistas, sino porque ha significado miseria para los trabajadores y campesinos mexicanos—. Y la oposición al racismo antiinmigrante en EE.UU. está directamente relacionada con la lucha contra la opresión de los negros, como lo muestra la historia de la invasión estadounidense a México.
En México, los nacionalistas que tratan de desacreditar el socialismo a veces denuncian a Marx y Engels por haber apoyado la invasión estadounidense. Y en todo el Tercer Mundo, a veces también se les llama “racistas”. En 1848, Engels escribió acerca de la guerra:
“En América hemos presenciado la conquista de México, la que nos ha complacido. Constituye un progreso, también, que un país ocupado hasta el presente exclusivamente de sí mismo, desgarrado por perpetuas guerras civiles e impedido de todo desarrollo, un país que en el mejor de los casos estaba a punto de caer en el vasallaje industrial de Inglaterra, que un país semejante sea lanzado por la violencia al movimiento histórico. Es en interés de su propio desarrollo que México estará en el futuro bajo la tutela de los Estados Unidos. Es en interés del desarrollo de toda América que los Estados Unidos, mediante la ocupación de California, obtienen el predominio sobre el Océano Pacífico. ¿Pero quién, volvemos a interrogar, saldrá ganancioso, por de pronto, de la guerra? Sólo la burguesía”.
Algunos años después, en 1854, Marx le escribió a Engels sobre la guerra, llamándola “una digna obertura para la historia bélica de la gran Yanquilandia”. Varios días después, en otra carta, elogió el “sentido de independencia y capacidad individual Yanqui” y criticó a los mexicanos: “Los españoles están completamente degenerados. Pero, con todo, un español degenerado, un mexicano, constituye un ideal”.
Bueno, esto es lo que se usa en contra de Marx y Engels. Y Marx y Engels estaban equivocados —pero no porque se pusieran a favor del imperialismo de EE.UU. o porque fueran racistas—. El periodo de la invasión de México se dio muy temprano en el desarrollo del marxismo, antes de que se publicara el Manifiesto Comunista. El capitalismo industrial aún estaba en proceso de desarrollo y Marx creía que necesitaba desarrollarse plenamente para hacer posible la revolución proletaria. El capitalismo era una fuerza progresista en ese momento, y Marx y Engels creían que uno de sus elementos más progresistas era la creación de una nación con una clase obrera unificada. Como resultado, Marx y Engels se opusieron a la libre determinación de las naciones pequeñas: ellos pensaban que esos pueblos deberían ser asimilados por las naciones más grandes. Ambos escribieron principalmente sobre los pueblos eslavos de Europa Central y Oriental, pero también lo extendieron a México. Bajo este punto de vista, la expansión del capitalismo a escala mundial no sólo beneficiaría a los países capitalistas desarrollados, sino también a los países atrasados. Como escribieron en el Manifiesto Comunista de 1848: “La burguesía, con el rápido perfeccionamiento de todos los medios de producción, con las facilidades increíbles de su red de comunicaciones, lleva la civilización hasta a las naciones más salvajes”.
El entendimiento empírico de Marx y Engels sobre la invasión estadounidense de México estaba equivocado, pero sus premisas teóricas no lo estaban. Ellas se derivaban de una experiencia clave en la historia europea moderna que, de hecho, afectó a la familia de Marx: la ocupación napoleónica de Alemania entre 1806 y 1813. Adonde iba, llevando consigo los logros de la Revolución Francesa, Napoleón abolía las relaciones de propiedad feudales remanentes y establecía la igualdad formal ante la ley para todas las clases sociales. En Alemania, estas reformas liberales, incluyendo la emancipación de los judíos, proporcionaron un mayor impulso a los inicios del capitalismo industrial. Es decir, los logros de la revolución democrática burguesa llegaron al oeste y al sur de Alemania, gran parte de Italia e incluso al norte de los Balcanes, no por medio de una revolución nativa, sino a través de una conquista desde fuera. En muchos casos encontró resistencia reaccionaria bajo el nombre de la independencia nacional; así que para los intelectuales alemanes de la generación de Marx, una línea divisoria importante entre la izquierda y la derecha era la actitud retrospectiva frente a estas llamadas “guerras de liberación”, que en los estados alemanes fueron lideradas por la monarquía prusiana contra la ocupación napoleónica. El principio teórico de Marx y Engels de que el progreso social y económico está por encima de la independencia nacional, cuando ambas entran en conflicto, era correcto. Yo argumentaría que la posición de Marx y Engels sobre la ocupación de Napoleón fue una precursora teórica de nuestra posición de apoyo a la intervención militar de la Unión Soviética, un estado obrero degenerado, en Afganistán (que, en realidad, no es una nación) en 1979.
Marx y Engels no estaban ciegos ni eran indiferentes a los crímenes monumentales cometidos por las potencias occidentales en contra de los pueblos de Asia, África y América. Pero vieron esos crímenes como el alto costo histórico de la modernización de esas regiones atrasadas. Y como ya he mencionado, en el siglo XIX México era un desastre sin mucha esperanza de una revolución proletaria, y el “tutelaje” estadounidense, como lo puso Engels, parecía el único posible camino a seguir. En 1853, en un artículo llamado “Futuros resultados de la dominación británica en la India”, Marx y Engels escribieron:
“Inglaterra tiene que cumplir en la India una doble misión, destructora por un lado y regeneradora por otro. Tiene que destruir la vieja sociedad asiática y sentar las bases materiales de la sociedad occidental en Asia”.
Pero esta proyección no fue corroborada por el curso del desarrollo real. De hecho, a pesar de que los capitalistas introdujeron algunos elementos de tecnología industrial moderna en sus colonias y semicolonias, como el transporte por ejemplo, el efecto general fue detener el desarrollo social y económico de los países atrasados. Para mediados del siglo XIX, las burguesías europeas dejaron de ser una clase históricamente progresista frente a las viejas aristocracias derivadas del feudalismo —siendo el punto crítico la derrota de las revoluciones europeas de 1848—.
Marx y Engels generalizaron las experiencias por las que pasó Europa durante el período de las guerras napoleónicas. En el prefacio a la primera edición alemana de El capital de 1867, Marx escribió: “El país más desarrollado en el plano industrial no hace más que mostrar a los que lo siguen la imagen de su propio porvenir”. Esta afirmación describe acertadamente el desarrollo capitalista en Europa en los primeros años del siglo XIX. Al mismo tiempo, esta observación, que más tarde Trotsky describió como algo “condicional y limitado” (Lecciones de Octubre, 1924), se contradice con el hecho de que el colonialismo europeo fortaleció el atraso social y económico de los países y los pueblos que dominó.
El marxismo es una ciencia. No se basa en sabiduría recibida, sino en la observación y el análisis de la realidad social. Los marxistas no son infalibles, y, de hecho, Marx y Engels aprendieron de sus observaciones y análisis del desarrollo y expansión capitalista. No fue hasta mucho después de 1848 que Marx y Engels desarrollarían una actitud muy diferente hacia el colonialismo, expresada, por ejemplo, en su defensa de la rebelión de los cipayos en la India ocupada por los británicos en 1857-58. Irlanda es probablemente el país al que le prestaron mayor atención debido a sus conocimientos sobre la clase obrera británica. En la década de 1860, Marx y Engels llamaron por la independencia irlandesa de Gran Bretaña, no sólo por justicia hacia Irlanda, sino también como condición previa para la organización de los obreros ingleses. A fines del siglo XIX, Marx y Engels se habían convertido en paladines de la independencia colonial, y reconocieron que la modernización de Asia, África y América Latina podría tener lugar sólo en el contexto de un orden socialista mundial. El capital de Marx (escrito en 1867) contiene un análisis mordaz de lo que él llamó la “acumulación primitiva del capital” mediante la sangre y la muerte de campesinos, trabajadores y otros. Hay un buen artículo en un número reciente de Workers Vanguard que trata sobre el desarrollo de la posición marxista respecto a la cuestión nacional (ver “The National Question in the Marxist Movement, 1848-1914” [La cuestión nacional en el movimiento marxista, 1848-1914], WV No. 931, 27 de febrero de 2009).
Más en general, el imperialismo no se había desarrollado completamente en los tiempos de Marx y Engels. Les quedó a los bolcheviques lidiar plenamente con la importancia de la cuestión nacional en la época del imperialismo. Y los bolcheviques bajo Lenin y Trotsky lucharon contra todas las formas de opresión nacional y por el derecho a la libre determinación de las naciones. Y así como Marx reconoció que la modernización de Asia, África y América Latina podría tener lugar sólo en el contexto de un orden socialista mundial, Trotsky subrayó en su teoría de la revolución permanente que en los países de desarrollo capitalista atrasado la liberación nacional y la modernización social y económica sólo pueden tener lugar bajo la dictadura del proletariado, con la clase obrera luchando por extender su revolución a los países capitalistas avanzados.
En cuanto a la invasión estadounidense de México, Marx y Engels, en un sentido histórico más específico, durante ese periodo no apreciaron el hecho de que ésta fortalecía el poder de la esclavocracia —el mismo poder que se interponía en el camino a un mayor desarrollo burgués—. En la década de 1840, ellos no sabían mucho acerca de EE.UU. Pero para el periodo de la Guerra Civil, Marx y Engels habían estudiado cuidadosamente el país. Los escritos de Marx sobre la Guerra Civil Estadounidense están entre los más perspicaces frente a cualquier observador contemporáneo pues comprendía que la guerra era una guerra de clases entre dos sistemas sociales opuestos.
En 1861, al comienzo de la Guerra Civil, Marx escribió: “En la política exterior de los Estados Unidos, así como en la interior, el interés de los esclavistas servía de norte”. Mencionó en este contexto el intento de EE.UU. por comprar Cuba y a los filibusteros proesclavistas en el norte de México y Centroamérica, concluyendo que la política exterior de EE.UU. tenía como “propósito manifiesto” el “conquistar nuevo territorio para la expansión de la esclavitud y del poder de los esclavistas” (“La Guerra Civil Norteamericana”, 1861). Marx escribió que la esclavitud era la cuestión clave en la Guerra Civil, que él ligó a la guerra con México:
“El movimiento entero se fundaba y se funda, como se ve, en la cuestión de la esclavitud. No en el sentido de si en los actuales estados esclavistas deben ser liberados directamente los esclavos o no, sino en el de si los veinte millones de hombres libres del Norte deben seguir subordinados a una oligarquía de 300,000 dueños de esclavos; de si los enormes territorios de la república deberán convertirse en semilleros de estados libres o de la esclavitud; finalmente, de si la política nacional de la Unión debe enarbolar la bandera de la propagación armada de la esclavitud en México, América Central y del Sur”.
La invasión de México y el arribo de la Guerra Civil
Entonces, para el tiempo de la Guerra Civil Estadounidense, Marx reconoció que la invasión de México estaba integralmente relacionada con el desarrollo de la esclavocracia y que ésta era una de las cuestiones clave para el capitalismo estadounidense.
Quiero hablar un poco acerca de la invasión de México y el arribo de la Guerra Civil. La invasión de México planteó la pregunta: ¿Quién controlará Estados Unidos, la esclavocracia o la burguesía? La respuesta no era evidente. Uno de los mejores historiadores de la época, James McPherson, ha dicho: “En vísperas de la Guerra Civil, la agricultura en base a plantaciones era más rentable, la esclavitud más arraigada, los dueños de esclavos más prósperos, y el ‘poder esclavista’ más dominante en el Sur si no en toda la nación de lo que alguna vez había sido”. Y el Sur era cada vez más beligerante. Aunque muchos norteños querían más compromisos con el Sur, especialmente los comerciantes de Nueva York que se beneficiaban con la venta del algodón del Sur, se hizo más claro al tiempo que la burguesía crecía que el establecimiento de una sociedad capitalista unificada requeriría destruir la esclavitud —es decir, otra revolución burguesa—. La conquista de tanto territorio mexicano condujo directamente a la Guerra Civil. En sus Memorias, Grant escribió:
“La rebelión sureña fue en gran parte resultado de la Guerra Mexicana. Las naciones, como los individuos, son castigadas por sus transgresiones. Hemos conseguido nuestro castigo con la guerra más sangrienta y costosa de los tiempos modernos”.
La pregunta inmediata que planteó la invasión de México fue: ¿Este nuevo territorio arrebatado a México será esclavista o libre? Durante la fiebre del oro en San Francisco, decenas de miles de personas se apresuraron a llegar a California, y en 1850 el territorio solicitó al Congreso ser admitido como un estado libre. Esto dio lugar a otra crisis, y hubo otro “compromiso” en 1850. Al igual que sus predecesores, el compromiso de 1850 sólo retrasó el conflicto inevitable entre el Norte y el Sur. Este compromiso le permitió a California entrar como un estado libre pero mantenía al resto de los territorios mexicanos usurpados en el limbo, con sus respectivos estatus por ser decididos cuando solicitasen convertirse en estados en el futuro.
Éste sería el último gran compromiso. Y de hecho algunas partes de él —como la Ley de Esclavos Fugitivos de 1850, que exigía que los estados del Norte regresaran los esclavos prófugos a sus amos en el Sur— enardecieron aún más las divisiones entre el Norte y el Sur. La década de 1850 estuvo marcada por el Norte dándose cuenta de que su continuo desarrollo como sociedad capitalista significaba deshacerse del poder esclavista, y la esclavocracia dándose cuenta cada vez más de que su dominación en el país estaba amenazada. En otras palabras, la unidad entre el Norte capitalista y el Sur esclavista se iba rompiendo. La política nacional reflejaba esto. Aunque el general Zachary Taylor del Partido Whig fue elegido presidente en 1848, después de la guerra, sería el último whig elegido presidente, pues su partido se dividió entre el Norte y el Sur con respecto a la Ley de Esclavos Fugitivos.
Incluso muchos demócratas del Norte no podían aguantar la dominación del poder esclavista en el país y su partido. Hubo una serie de partidos que se opusieron a la expansión de la esclavitud. En 1856, John C. Frémont fue el primer candidato a presidente por el Partido Republicano. Se postuló con el lema de “Tierra libre, libertad de expresión y Frémont” [Free soil, free speech and Frémont], que estaba en oposición explícita a la esclavocracia. A pesar de que no era en absoluto un partido abolicionista, el Partido Republicano comprendió que a fin de salvaguardar el crecimiento del capitalismo, el poder esclavista tendría que ser controlado y el crecimiento de territorio esclavista detenido. La decisión de 1857 de la Suprema Corte en el caso Dred Scott vs. Sandford, que declaró que el Congreso no podía restringir la esclavitud —y también declaró que las personas negras no tenían derechos en Estados Unidos— hizo la Guerra Civil casi inevitable. En 1860, cuando el primer presidente republicano, Abraham Lincoln, fue elegido con la plataforma de detener la expansión de la esclavitud, el Sur se declaró en secesión de la Unión con el fin de garantizar la esclavitud, lo cual quedó escrito en la constitución de la Confederación. O como Marx dijo: “la Confederación del Sur por lo tanto no libra una guerra de defensa, sino una guerra de conquista con miras a extender y perpetuar la esclavitud” (“La Guerra Civil en los Estados Unidos”, 1861).
Sin entrar en muchos detalles, sólo mencionaré también que la esclavocracia del Sur mantuvo su esquema sobre México. Durante la Guerra Civil, el norte de México se convirtió en un punto geográfico importante de la Confederación para tratar de romper el bloqueo de la Unión y vender algodón a Europa. Según Eugene Genovese, la Confederación tenía planes para marchar “hacia Nuevo México con la intención de seguir a Tucson y luego dirigirse al sur para tomar Sonora, Chihuahua, Durango y Tamaulipas”, y “el gobierno confederado intentó hacer tratos con Santiago Vidaurri, el hombre fuerte de Coahuila y Nuevo León, para afiliar el norte de México a la Confederación”. Casi al mismo tiempo, México mismo estaba en medio de su propia guerra, en la que Benito Juárez luchaba contra la monarquía francesa y los conservadores mexicanos como Vidaurri mientras intentaba modernizar México.
¡Terminar la Guerra Civil!
La Guerra Civil fue la Segunda Revolución Estadounidense, la última de las grandes revoluciones democrático-burguesas. Tomó cuatro años y la muerte de unos 600 mil estadounidenses —casi tantos como los que murieron en todas las demás guerras de EE.UU.— para por fin romper el poder esclavista. Incluidos en esta lucha estuvieron los casi 200 mil soldados negros que pelearon al lado de la Unión. La victoria del Norte en 1865 dio inicio al período más democrático en la historia de EE.UU., la Reconstrucción. La guerra, al garantizar el desarrollo del capitalismo estadounidense, también sentó las bases para el desarrollo de la clase obrera de Estados Unidos —el poder que puede deshacerse del capitalismo—. Hoy en día los obreros negros constituyen un componente muy importante de esta clase obrera.
Los capitalistas del Norte traicionaron la Reconstrucción y la promesa de libertad para los negros, pues persiguieron las ventajas económicas de su victoria sobre la Confederación, en lugar de promover los derechos de los negros. Hacia el final del siglo, la perversa segregación de Jim Crow se impuso. Mientras tanto, la burguesía pasó de la consolidación del poder nacional a la búsqueda del poder imperialista en el extranjero —sin dejar de lado a México y a otros países de América Latina—.
El sangriento imperialismo estadounidense es el enemigo de los obreros y los oprimidos en Estados Unidos y alrededor del mundo. Y éste sigue siendo el caso con el presidente Obama, quien tiene previsto aumentar en un 50 por ciento las tropas de ocupación imperialista en Afganistán. La liberación de los obreros y campesinos en México y América Latina exige hoy revoluciones socialistas en toda América, desde el Yukón hasta Yucatán, desde Alaska a Argentina. Nosotros, en la Spartacist League/U.S., estamos dedicados a forjar un partido obrero clasista revolucionario que sea capaz de llevar a la clase obrera al poder en EE.UU., que es lo que es necesario para aplastar al imperialismo estadounidense. La lucha por la liberación de los negros es esencial para esta tarea. Y es por ello que levantamos la consigna de “¡Terminar la Guerra Civil! ¡Por la liberación de los negros mediante la revolución socialista!”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/38/guerra.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.28 16:41 ShaunaDorothy El desarrollo y la extensión de la teoría de la revolución permanente de León Trotsky (1-2)(Primavera de 2008)

https://archive.is/1o1yF
Espartaco No. 29 Primavera de 2008
Este mes marca el 90 aniversario de la Revolución Rusa dirigida por el Partido Bolchevique de V.I. Lenin y León Trotsky. La Revolución de Octubre fue el evento definitorio del siglo XX. Espoleada especialmente por la carnicería de la Primera Guerra Mundial, la clase obrera tomó el poder estatal, estableciendo la dictadura del proletariado. Al hacerlo, el proletariado multinacional de Rusia no sólo se liberó a sí mismo de la explotación capitalista, sino que dirigió al campesinado, las minorías nacionales y todos los oprimidos a expulsar la tiranía feudal y la esclavitud imperialista.
El joven estado obrero llevó a cabo una revolución agraria y reconoció el derecho a la autodeterminación de todas las naciones de lo que había sido la cárcel de los pueblos zarista. El régimen soviético sacó a Rusia de la guerra mundial interimperialista e inspiró a los obreros con conciencia de clase de otros países a tratar de seguir el ejemplo bolchevique. La III Internacional (Comunista), o Comintern, que celebró su congreso inaugural en Moscú en 1919, se fundó para dirigir al proletariado internacionalmente en la lucha por la revolución socialista.
La Revolución de Octubre fue una magnífica confirmación de la teoría y perspectiva de la revolución permanente desarrollada por Trotsky. En su obra de 1906, Resultados y perspectivas, Trotsky predijo que, pese a su atraso económico, dado que Rusia ya formaba parte de una economía capitalista mundial que estaba madura para el socialismo, los obreros podrían llegar al poder ahí sin pasar por un periodo extenso de desarrollo capitalista. De hecho, los obreros tendrían que llegar al poder para que Rusia se liberara de su pasado feudal. La unión del programa de Trotsky de la revolución permanente con la obstinada lucha de Lenin por construir un partido de vanguardia programáticamente forjado y probado contra todas las formas de reconciliación con el orden capitalista fue central para el triunfo bolchevique de 1917.
Justo antes de la aparición de Resultados y perspectivas, la Revolución Rusa de 1905 había sacudido al imperio zarista hasta sus cimientos y había traído a primer plano un intenso debate sobre el curso futuro de los acontecimientos revolucionarios. Rusia era una potencia imperialista, pero también el eslabón más débil de la cadena imperialista, sometida a una monarquía absoluta, una osificada aristocracia terrateniente y una enorme iglesia estatal ortodoxa rusa.
Las jóvenes y vibrantes burguesías de la Inglaterra del siglo XVII y la Francia del siglo XVIII se habían puesto al frente de las masas urbanas y rurales en revoluciones democrático-burguesas que barrieron las trabas feudales al desarrollo del capitalismo moderno y que darían lugar a un proletariado industrial. Pero la tardíamente formada burguesía rusa —subordinada a los industriales y banqueros extranjeros, y atada por mil lazos a la aristocracia— era débil y cobarde, y temía que ella misma sería también barrida si las masas obreras y campesinas se levantaran contra la autocracia zarista.
Refiriéndose a esta contradicción, Trotsky argumentaba, como lo resumiría luego en su artículo de agosto de 1939 “Tres concepciones de la Revolución Rusa”:
“La victoria total de la revolución democrática en Rusia es inconcebible de otra manera que a través de la dictadura del proletariado apoyada en el campesinado. La dictadura del proletariado, que inevitablemente pondrá a la orden del día no sólo tareas democráticas sino también socialistas, dará al mismo tiempo un poderoso impulso a la revolución socialista internacional. Sólo el triunfo del proletariado en Occidente evitará la restauración burguesa y permitirá construir el socialismo hasta sus últimas consecuencias.”
Tal y como habían anticipado los bolcheviques, la Revolución de Octubre inspiró levantamientos proletarios en Europa, particularmente en Alemania, así como luchas anticoloniales y de liberación nacional en Asia y otros lugares. Sin embargo, pese al fermento revolucionario, el proletariado no llegó al poder en ninguno de los países capitalistas avanzados de Occidente. Rusia, desangrada por la guerra imperialista y la sangrienta Guerra Civil que estalló a pocos meses de la toma del poder por los bolcheviques, siguió aislada. Las condiciones de enorme escasez material produjeron fuertes presiones objetivas hacia el burocratismo. El que no se lograra consumar una oportunidad excepcional para la revolución socialista en Alemania en 1923 permitió una restabilización del orden capitalista mundial y llevó a una profunda desmoralización de los obreros soviéticos. Esto facilitó una contrarrevolución política y el ascenso de una casta burocrática privilegiada en torno a Iosif Stalin.
A finales de 1924, Stalin promulgó el dogma del “socialismo en un solo país”. Esto hacía una burla del entendimiento marxista de que el socialismo —una sociedad sin clases y de abundancia material— sólo podrá construirse sobre la base de la tecnología más moderna y de una división internacional del trabajo, lo que requerirá revoluciones proletarias en al menos algunos de los países capitalistas más avanzados. Stalin y sus secuaces suprimieron la democracia proletaria y, con los años, transformaron a la Internacional Comunista de un organizador de la revolución socialista mundial en su antítesis, estrangulando posibilidades revolucionarias en el extranjero con la esperanza de convencer al imperialismo mundial de que dejara en paz a la URSS. La degeneración estalinista del estado obrero soviético y la Comintern no triunfó sin resistencia. Retomando la bandera bolchevique del internacionalismo proletario y revolucionario, Trotsky y sus partidarios lucharon contra el dogma nacionalista del “socialismo en un solo país”.
Las décadas de traiciones, mentiras y mala administración burocrática estalinistas terminaron por abrir las puertas a las fuerzas de la restauración capitalista patrocinadas por el imperialismo, lo que culminó en el derrocamiento contrarrevolucionario del estado obrero degenerado soviético en 1991-92. El estado obrero que la Revolución de Octubre erigió ya no existe. Pero sigue siendo vital que los obreros con conciencia de clase y los intelectuales izquierdistas estudien la Revolución Bolchevique de 1917, el mayor éxito del proletariado mundial y la mayor derrota del imperialismo de todos los tiempos.
De la Rusia zarista a la Sudáfrica postapartheid
Trotsky formuló su teoría con respecto a la Rusia zarista. Pero la historia habría de demostrar que las condiciones que hicieron de Rusia un país maduro para la toma proletaria del poder en 1917 serían repetidas a grandes rasgos en países coloniales y semicoloniales incluso más atrasados, conforme el capitalismo imperialista extendía sus tentáculos hacia regiones cada vez más remotas del globo. Esto se vio decisivamente en China, donde un joven proletariado urbano había surgido en los años de la Primera Guerra Mundial y su secuela. Pero, a diferencia de la Revolución Bolchevique, la Revolución China de 1925-27 sucumbió en una sangrienta derrota. La razón crucial, como se detallará más adelante en este artículo, fue que el proletariado estaba subordinado a la burguesía en lugar de estar luchando por el poder en su propio nombre y dirigiendo a la masa del campesinado. Sacando las lecciones de esa derrota, en La Tercera Internacional después de Lenin (1928) y La revolución permanente (1930), Trotsky generalizó la teoría de la revolución permanente a todos los países de desarrollo capitalista atrasado en la época imperialista.
Desde entonces, la validez de esta perspectiva revolucionaria se ha demostrado en repetidas ocasiones. Decenas de antiguas colonias han alcanzado la independencia estatal, a veces mediante luchas de liberación nacional heroicas y prolongadas. Pero ninguna ha logrado desafiar las leyes del materialismo marxista: sin la dictadura del proletariado, no puede haber liberación del yugo de la dominación imperialista y la pobreza masiva. A lo largo de América Latina, la repulsión ante las medidas de austeridad neoliberal dictadas por el imperialismo ha sido canalizada en apoyo a una nueva capa de populistas nacionalistas burgueses, desde Hugo Chávez en Venezuela hasta Andrés Manuel López Obrador en México. A pesar de su retórica “antiimperialista” e incluso “socialista”, los nacionalistas burgueses están comprometidos a defender el orden capitalista, que necesariamente significa la subordinación al sistema imperialista mundial.
Demos un vistazo también a la Sudáfrica postapartheid. De manera inusual en este periodo en el que los apologistas de la explotación imperialista han decretado oficialmente la muerte del comunismo, decenas de miles de militantes obreros sudafricanos siguen agrupándose en torno a la bandera roja de la hoz y el martillo, el emblema del estado obrero soviético que nació de la Revolución de Octubre. Sin embargo, el Partido Comunista Sudafricano (PCS) pisotea las lecciones de la Revolución de Octubre, especialmente la necesidad de un partido de vanguardia intransigentemente opuesto a todas las alas de la burguesía y comprometido a luchar por el poder estatal proletario y el internacionalismo revolucionario.
En 1994, la elección de un gobierno dirigido por el Congreso Nacional Africano (CNA) de Nelson Mandela marcó el fin de décadas de gobierno de los supremacistas blancos. En nombre de los mártires de Sharpeville y Soweto y de los otros muchos miles que dieron sus vidas en la lucha contra el apartheid, el CNA proclamó una nueva era de emancipación en la que las masas negras y otras no blancas ya no estarían condenadas a la segregación, la degradación, la represión asesina y la pobreza aplastante. Sin embargo, la realidad es que el gobierno dirigido por el CNA es responsable de un capitalismo de neoapartheid basado en los mismos cimientos sociales que el régimen anterior: la brutal explotación del proletariado mayoritariamente negro por parte de una pequeña clase de explotadores capitalistas blancos fabulosamente ricos (que sin embargo ahora incluye a unos cuantos testaferros negros).
El PCS, un viejo aliado y componente del CNA, celebró el advenimiento de una “revolución democrática nacional” que se desarrollaría hasta volverse socialista. La dirección, influenciada por los comunistas, del Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU) —que se formó en amargas luchas obreras que demostraron el inmenso poder social del proletariado negro y presagiaron la muerte del dominio del apartheid— se unió al PCS en una Alianza Tripartita con el CNA nacionalista burgués. Trece años después, el gobierno burgués de la Alianza Tripartita rompe huelgas obreras y desata a la policía contra la juventud rebelde de los distritos segregados. Las masas negras de África no están más cerca de la emancipación social y nacional, y mucho menos del socialismo.
Rusia en vísperas de la Revolución de 1905
En su libro 1905 (escrito entre 1908 y 1909), Trotsky describió las enormes contradicciones de la Rusia de principios del siglo XX: “La industria más concentrada de Europa sobre la base de la agricultura más atrasada. La máquina estatal más poderosa del mundo, que emplea todas las conquistas del progreso técnico para obstaculizar el progreso histórico en su país.” La inversión europea (principalmente francesa) había creado un nuevo proletariado urbano en las grandes concentraciones industriales de vanguardia en San Petersburgo, Moscú y los Urales. Si bien este proletariado industrial constituía menos del diez por ciento de la población de Rusia, estaba concentrado en empresas económicamente estratégicas. El porcentaje de obreros rusos que trabajaban en fábricas de más de mil empleados era más alto que en Gran Bretaña, Alemania o EE.UU. Sin embargo, la autocracia zarista, gendarme contrarrevolucionario de todas las potencias gobernantes de Europa, se apoyaba en una nobleza terrateniente que vivía y respiraba en una época pasada.
Estas condiciones de “desarrollo desigual y combinado” hacen del proletariado una fuerza revolucionaria única incluso en los países capitalistas más atrasados en la era imperialista. Rusia no se limitaría a repetir, ni podría hacerlo, la experiencia del capitalismo ascendente de Inglaterra o Francia. En “Tres concepciones de la Revolución Rusa”, Trotsky explicó:
“Lo que caracteriza en primer lugar el desarrollo de Rusia es el atraso. El atraso histórico, sin embargo, no significa la mera reproducción del desarrollo de los países avanzados con una simple demora de uno o dos siglos. Engendra una formación social combinada totalmente nueva, en la que las conquistas más recientes de la técnica y la estructura capitalista se entrelazan con relaciones propias de la barbarie feudal y prefeudal, transformándolas, sometiéndolas y creando una relación peculiar entre las clases.”
El preludio inmediato de la Revolución de 1905 fue la derrota de la Flota del Pacífico rusa en Puerto Arturo, Manchuria, a finales de 1904 a manos del naciente imperialismo japonés. Esto animó a los liberales burgueses a pedir tímidamente más libertades civiles. Pero más abajo, fuerzas más grandes se agitaban. Éstas salieron a la luz la mañana del domingo 9 de enero de 1905. Cuando una huelga contra los despidos en la masiva fábrica metalúrgica Putilov en San Petersburgo comenzó a extenderse, una organización obrera legal dirigida por el pope Gapón, un sacerdote ortodoxo ruso radical, trató de disipar la creciente confrontación de clases al organizar una procesión para pedirle humildemente al zar que concediera reformas, incluyendo la jornada de ocho horas, la separación de la iglesia y el estado y una asamblea constituyente.
Vestidos con sus ropas de domingo, más de 100 mil obreros con sus familias partieron rumbo al Palacio de Invierno, sede de la autocracia. En lo que llegó a conocerse como el Domingo Sangriento, el zar ordenó a sus tropas que abrieran fuego. Más de mil personas fueron masacradas y casi cuatro mil resultaron heridas. Rusia explotó. Para octubre de 1905, una masiva serie de huelgas culminó en una huelga general de los ferrocarriles y la formación del consejo obrero (soviet) de Petersburgo, que en noviembre eligió a Trotsky como su presidente.
En un intento de sofocar el levantamiento, el zar lanzó el Manifiesto de Octubre, con el cual concedió una constitución y una legislatura limitada. La burguesía, aterrorizada ante el poder independiente del proletariado, aceptó ávidamente el Manifiesto y se unió al campo de la contrarrevolución abierta. Al mismo tiempo, el zar desató a los reaccionarios de las Centurias Negras en un pogromo a escala nacional contra la población judía. Fueron asesinados cerca de cuatro mil judíos y diez mil más quedaron lisiados. Una amplia gama de organizaciones socialistas combatieron valientemente este intento de descarrilar la revolución, formando guardias de defensa armadas. Los obreros industriales, especialmente los ferrocarrileros principalmente rusos, desempeñaron un papel importante en la defensa de los judíos. Significativamente, en San Petersburgo no hubo pogromos, pues la clase obrera ya había mostrado anticipadamente su determinación de defender a la población judía.
En Moscú, una huelga general devino en un levantamiento armado del proletariado, que produjo batallas en barricadas en toda la ciudad. Lenin vio en la insurrección de Moscú del 7 al 19 de diciembre el punto más álgido de la revolución. La determinación de la insurrección minó la lealtad de las tropas del zar. Tomó más de una semana suprimir la insurrección y aplastar las unidades de combate de los obreros. Más de mil fueron asesinados, a lo que siguió una campaña de arrestos y ejecuciones.
La experiencia del Soviet de San Petersburgo tuvo una importancia histórica. Originado como un comité de huelga conjunto compuesto de delegados electos en sus fábricas, el soviet pronto empezó a actuar como un centro alternativo de poder. Después de que el soviet fuera aplastado, Trotsky y otros dirigentes usaron su juicio como plataforma para difundir ideas revolucionarias.
El Soviet de Petersburgo existió por 50 días, y las barricadas de Moscú mucho menos que eso. Pero el impacto de la Revolución de 1905 fue histórico-mundial (ver: “La Revolución Rusa de 1905”, Workers Vanguard No. 872, 9 de junio de 2006). La revolución llenó de miedo a las clases dominantes europeas y galvanizó al ala revolucionaria de la socialdemocracia internacional (como se llamaban los marxistas entonces). Incitó movimientos anticoloniales a lo largo de Asia y resonó en el movimiento obrero internacionalmente, incluyendo en Estados Unidos, donde ese mismo año se fundó la organización sindicalista revolucionaria Industrial Workers of the World (IWW, Obreros Industriales del Mundo). En Rusia, de manera crucial, iluminó las diferencias programáticas entre las fracciones bolchevique y menchevique del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR), que en 1917 terminarían en lados opuestos de las barricadas.
Plejánov y los orígenes del marxismo ruso
El marxismo ruso organizado se originó en 1883, en torno a la ruptura de Gueorguii Plejánov con la corriente populista dominante para crear el pequeño grupo en el exilio Emancipación del Trabajo. Los naródniki (populistas) eran frecuentemente heroicos en su búsqueda de la revolución contra la autocracia zarista. Sus esfuerzos, valientes aunque inútiles, de “ir al pueblo” y alcanzar a las atrasadas masas campesinas fueron seguidos por actos de terrorismo, valerosos aunque no menos fútiles, contra los funcionarios zaristas.
Los naródniki seguían una tradición que se remontaba hasta la conspiración decembrista de 1825 llevada a cabo por oficiales militares que buscaban emular la modernización de la Europa burguesa. Pero los populistas rusos de la segunda mitad del siglo XIX no querían seguir el modelo europeo occidental de desarrollo capitalista. En su lugar, preveían un socialismo ruso único, basado en el mir, la forma tradicional de tenencia comunal de la tierra entre los campesinos. Pero aunque el campesinado tenía una historia de explosiones espontáneas y volátiles de rabia colectiva, su perspectiva y aspiraciones eran las del pequeño propietario, no los intereses de clase coherentes y colectivistas del proletariado urbano. Además, como lo demostró Plejánov en su seminal polémica marxista contra el populismo, Nuestras diferencias (1884), el mir campesino ya había empezado a desintegrarse bajo el impacto de las relaciones de mercado capitalistas.
Luchando por popularizar el marxismo entre los intelectuales radicales de su tiempo, Plejánov produjo una traducción rusa del Manifiesto comunista de Marx y Engels, que delineaba el papel del proletariado como la clase más revolucionaria de la historia. “La historia de todas las sociedades hasta nuestros días —declaraba el Manifiesto— es la historia de las luchas de clases.” Las clases se definen por su relación con los medios de producción. El capitalismo creó medios de producción y comercio dinámicamente expansivos y globalmente organizados. Pero la propiedad privada de esos medios de producción socialmente organizados y las barreras impuestas por el estado-nación burgués se convirtieron en trabas al desarrollo de las fuerzas productivas.
La posición del proletariado en la producción —y el hecho de que no posee sino su propia fuerza de trabajo para vender— hacen de él la única clase que tiene tanto el interés material en liberar y expandir la producción socializada basada en una economía colectivizada, como el poder social para llevar a cabo esta revolución. Plejánov anticipó que el desarrollo capitalista pronto llevaría al surgimiento de una clase obrera industrial significativa. Respecto al “proletariado en ascenso”, declaró:
“Ellos, y sólo ellos, pueden ser el vínculo entre el campesinado y la intelectualidad socialista; ellos, y sólo ellos, pueden salvar el abismo histórico entre el ‘pueblo’ y el sector ‘educado’ de la población. Mediante ellos y con su ayuda la propaganda socialista por fin llegará a cada rincón del campo ruso. Más aún, si están unidos y organizados en el momento adecuado en un partido obrero único, pueden ser el principal bastión de la agitación socialista a favor de reformas económicas que protegerán a la comuna de aldea contra la desintegración general… La formación, lo más pronto posible, de un partido obrero es la única manera de resolver todas las contradicciones económicas y políticas de la Rusia actual. Ese camino conduce al éxito y la victoria; cualquier otro camino sólo puede llevar a la derrota y la impotencia.”
—Our Differences (1884), reimpresa en Selected Philosophical Works, Vol. 1.
Plejánov logró ganar a algunos de los mejores populistas al marxismo. Entre las figuras formativas del grupo Emancipación del Trabajo estaba la antigua naródnik Vera Zasúlich, celebrada a lo largo de Europa por su heroísmo al intentar dispararle al jefe de policía de San Petersburgo en 1878. Otros naródniki terminaron consolidándose como el principal partido del liberalismo burgués, el Partido Demócrata Constitucionalista (kadetes), y los pequeñoburgueses socialrevolucionarios (eseristas).
Los círculos de propaganda marxista en Rusia conectados con Plejánov pasaron a la agitación de masas a mediados de la década de 1890, cuando el joven Lenin y Iulii Mártov empezaron a sobresalir. Al mismo tiempo, se desarrolló un ala reformista. Esta tendencia, que Plejánov apodó economicismo, limitaba su agitación a demandas sindicales básicas mientras apoyaba pasivamente los esfuerzos de los liberales burgueses por reformar el absolutismo zarista. A partir de 1897-98, el economicismo se convirtió en la tendencia dominante entre los socialdemócratas rusos. Hostiles al marxismo ortodoxo, los economicistas estaban vagamente asociados con la corriente reformista en torno a Eduard Bernstein en Alemania.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/29/permrev.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


Disfrutando de la naturaleza en Puerto Rico Tiroteo en Puerto Rico que dejó al menos seis muertos ... #ForoEspañaPCD: Procurador de la Personas con Impedimentos en Puerto Rico El ESPAÑOL EN PUERTO RICO - YouTube Sigue la búsqueda de joven desaparecido en Añasco Videosondeo: La trata de personas en Puerto Rico El FBI arresta a dos exfuncionarias de Puerto Rico por presunta corrupción Himno Revolucionario de Puerto Rico cantado por miles de personas en la Plaza del Quinto Centenario PELEA en evento de puerto rico y e.u.a Mas de 100 mil personas en la manifestación en puerto Rico.

Puerto Rico impone medidas más escritas por repunte de ...

  1. Disfrutando de la naturaleza en Puerto Rico
  2. Tiroteo en Puerto Rico que dejó al menos seis muertos ...
  3. #ForoEspañaPCD: Procurador de la Personas con Impedimentos en Puerto Rico
  4. El ESPAÑOL EN PUERTO RICO - YouTube
  5. Sigue la búsqueda de joven desaparecido en Añasco
  6. Videosondeo: La trata de personas en Puerto Rico
  7. El FBI arresta a dos exfuncionarias de Puerto Rico por presunta corrupción
  8. Himno Revolucionario de Puerto Rico cantado por miles de personas en la Plaza del Quinto Centenario
  9. PELEA en evento de puerto rico y e.u.a
  10. Mas de 100 mil personas en la manifestación en puerto Rico.

Vídeo de preguntas en Puerto Rico para conocer cuanto saben de la clase de español en su país. subscribe te a mi canal para mas vídeos así. This video is unavailable. Watch Queue Queue. Watch Queue Queue Sigue #UnitedStories durante el año acompañando a Visit The USA con nuestros laboratorios de creación de contenido móvil en su viaje por el país en la búsqueda de personas, lugares y ... El Procurador de la Personas con Impedimentos en Puerto Rico: Lic. Iván Díaz Carraquillo nos habla del papel importante que cumple esta oficina en busqueda de mejorar las condiciones de vida de ... El FBI ha arrestado a varias personas, entre ellas dos antiguas funcionarias de Puerto Rico que habrían dirigido fondos federales de Estados Unidos a contratistas con conexiones políticas. Hace ... Video oficial de Noticias Telemundo. La balacera dejó unos 1,000 casquillos de bala en una aterradora escena que tuvo lugar durante horas de la madrugada. La... Continúan los casos de personas desaparecidas en el Oeste de Puerto Rico. En esta ocasión, se desconoce el paradero de Denny Delgado, un joven universitario de 18 años que fue visto por última ... Video tomado por Staff de Diálogo/Janice Mejías www.dialogodigital.com Videosondeo sobre el conocimiento de la trata de personas o la trata humana en Puerto Rico. Turismo en Puerto Rico: Visitando la Isla de Culebra 🇵🇷 - WilliamRamosTV - Duration: 14:15. WilliamRamosTV 53,940 views. 14:15. Top 25 Punches That Will Never Be Forgotten... Protestas en Puerto Rico #rickyrenuncia. Himno Revolucionario de Puerto Rico cantado por miles de personas en la Plaza del Quinto Centenario